viernes, 4 de mayo de 2012

SIGNIFICADO DE "LEVÍTICO"

LEVÍTICO SIGNIFICA "perteneciente o relativo a los levitas". Los levitas o miembros de la tribu de Leví, eran los encargados, como sacerdotes, de dar a conocer las claves de todo lo relacionado a lo religioso, o sea, "cómo unir el alma con Dios", y de las enseñanzas del templo del Dios viviente. Por eso encontraremos en estas publicaciones un alto contenido de esta doctrina, claro está, la gran mayoría en alegorías, pero afortunadamente, para bien de la humanidad dieron a conocer en el Capítulo XV, el secreto de los secretos, que constituyen las llaves del reino de los cielos: 

"Conexión sexual entre el varón y la mujer, sin eyacular jamás, durante toda la vida, el semen"; y este es el tema central de esta publicación, para que el "pueblo de Israel", que son las partes autónomas y autoconscientes de nuestro Ser en cada uno de nosotros, permanezcan en santidad, pureza y castidad científica.

La Biblia es el Cuerpo de la Doctrina. El Talmud es el Alma de la Doctrina y el Zoar o Cábala Judía es el Espíritu de la Doctrina. Estos tres libros en general se complementan entre sí. La Biblia en sí misma está escrita en clave y sólo podría entenderse con el Espíritu de la Doctrina, ésta es, la Cábala Judía. En la Cábala Judía se hallan las claves para interpretar la Biblia; sin la Cábala Judía no es posible interpretar correc­tamente la Biblia; sin embargo, hay gentes empíricas que quieren interpretar la Biblia con la Biblia misma, y lo hacen sencillamente por ignorancia, porque no saben que la Biblia está escrita en claves. Hay quienes compaginan versículo con versículo para dar interpretaciones; capítulo con capítulo, etc., etc., pero todas estas maneras de entender la Biblia son formas de ignorancia. La Biblia en sí misma es Sagrada, pero hay necesidad de conocer las claves para su correcta interpretación y tales claves están en la Cábala Judía. Son pues, tres clases de libros que los Judíos han hecho conocer: Biblia, Talmud y Cábala Judía. Estos conforman el Cuerpo de Doctrina auténtica y completa.

La prueba de que las gentes no entienden la Doctrina, es el hecho de existir miles de sectas, todas fundamentadas en la Biblia con erróneas interpretaciones absurdas. Muchas veces de un solo versículo sale una secta y se están multiplicando tanto las sectas como versículos se encuentren en la Biblia. El hecho mismo que no se pongan de acuerdo las sectas religiosas, es que cada una interpreta en forma diferente la Biblia y que no lleguen a iguales conclusiones, nos está indicando que todos están confun­didos, si así no lo fuera, no hubiese más que una sola secta, una sola religión. Cuando son muchos los pareceres, hay confusión y es obvio que cada secta tiene su parecer, entonces, todos están confundidos. Es necesario conocer las claves para no errar en la interpretación de la Biblia; si quienes investigan la Biblia estudiaran Cábala Judía, todos se pondrían de acuerdo y entonces no habría sino una sola gran Religión basada en las Enseñanzas Crísticas. No hay duda de que la Biblia es un libro alegórico, sim­bólico, que no se puede interpretar a la letra muerta.

Con gran franqueza podemos decir que si vamos a tomar la Biblia al pie de la letra o si vamos a creer en la letra muerta de la Biblia, la letra nos mata. La Biblia es completamente simbólica, pues sería absurdo suponer que primero, por ejemplo, hubiese creado el Señor Jehová la Tierra que el Sol y las Estrellas, o que Josué hu­biera detenido el Sol para poder finalizar una batalla, o que Dios mande a eliminar o asesinar a ciertas tribus o personas. Debemos pues, ser claros Y comprender todo esto. Invitamos a nuestros lectores (as) a saber comprender lo que estamos aquí afirmando o exponiendo. Todo lo que la Biblia cita es simbólico y si no conociéramos la Cábala Judía no podríamos entender los enigmas que allí se expresan, obviamente, quienes hayan estudiado el alma y el espiritu de la Doctrina Crística comprenderán todos los Misterios que allí se encuentran.

La Asociación de Centros de Estudios Gnósticos, Antropológicos, Psicológicos y Culturales, (Asociación Civil), presenta ante el veredicto de la opinión pública el Gran Misterio de la Castidad Cristiana, donde las relaciones sexuales en la vida cristiana de­ben efectuarse sin expulsar el semen Y ésto está explícito en el contenido Bíblico; y la Ley Divina al respecto no puede estar más clara que en lo dicho por Moisés: "y habló Jehová Y a Aarón diciendo: Hablad a los hijos de Israel Y decidles: Cualquier varón, cuando su simiente manare de su carne, será inmundo". Ahora bien, " ... en caso de que le salga a un hombre emisión de semen, tiene que bañarse en agua, Y ser inmundo hasta el atardecer. La mujer con quien se acostare con emisión de semen se lavará como él, Y como él será inmunda hasta la tarde. Esta es la Ley acerca del hombre que tenga flujo y del hombre de quien salga emisión de Semen de modo que llegue a ser inmundo por ella". (Levítico 15: 1-2 Y 16-18 Y 32).

¿Se necesita más claridad al respecto? ¡No eyaculen el semen porque serán inmundos! Habrá quienes reaccionen furibundamente afirmando que somos "sucios", "vulgares", "blasfemos" Y miles de epítetos por hablar de la inmundicia de la forni­cación, pero a estos detractores gratuitos les recordamos que no fuimos nosotros los que escribimos el Levítico, sino que sólo estudiamos uno de sus capítulos, el XV. Y además, ateniéndonos a la lógica más elemental diremos, si la trascripción del Levítico XV pudiera convertir a alguien en un "indecente", ¿cómo sería el autor de ese capítulo? Y más aún, ¿cómo podríamos catalogar a todo un capítulo del Levítico tenido por tradición Divina? Según los fornicarios, la pérdida seminal, denominada fornicación en la Biblia, es la única forma de perpetuar la especie humana, entonces según ellos el Creador nos condenó a la inmundicia sin apelación, Y ésto sería injusticia, Y ese no es un atributo del Señor Jehová; realmente, es absurdo derramar millones de espermato­zoos cuando sólo se necesita uno solo para fecundar; un solo espermatozoide se escapa fácilmente de las glándulas sexuales sin necesidad de derramar el semen.

En esta Pagina hablamos de la fuerza sexual, la estudiamos Y demostramos que es una fuerza terrible, Y que su pérdida trajo como consecuencia la pérdida de la fuerza moral; al hablar públicamente de ella se nos vienen, armas en ristre, los pontífices de todas las creencias y los dueños de todos los esclavos del mundo. Pero hablamos claro a las gentes sensatas y a los moralistas equivocados que tanto se ruborizan cuan­do hablamos de la majestad del sexo. Ellos ya no pueden tapar el cielo con las manos, porque hemos entrado a la "Era del Sexo" y llegó la hora en que la humanidad conozca la divinidad del sexo; eso ya nadie podrá evitarlo.

En esta publicación demostramos que existen dos métodos de unión sexual: el pri­mero es el acto animal de la cópula con eyaculación, que conduce necesariamente a la fornicación; el segundo es de carácter espiritual, que cumple con la Ley del Señor Jehová, verificándose una unión que produce un profundo intercambio de magnetismo sexual que puede sostenerse sin llegar al espasmo, ni al orgasmo; inhibe la eyaculación y calma el ansia sexual, que es el recomendado por el Levítico XV. Al igual que una persona puede calmar su sed bebiendo el agua fresca de un pozo o de una fuente, la práctica del acto sexual con la esposa, sin pérdida de semen, saciará continuamente la sed sexual, tal como lo dice proverbio: "Bebe el agua de tu cisterna, los raudales de tu pozo. 

¿Quieres derramar fuera tus fuentes, por las plazas de tu rio? Tenlas para ti solo, no para que contigo las beban los extraños. Bendita tu fuente, y gózate con la mujer de tu mocedad, cierva carisima y graciosa gacela; embriágate siempre sus amores y recréate siempre sus caricias". (Proverbios 5: 15-19)

Este pasaje nos presenta de forma clara que la pureza sexual ha de satisfacer nuestras necesidades sexuales disfrutando la cópula sexual dentro de la más completa castidad; hacerlo los colmará de gozo y embriagante felicidad como lo anotan los ver­sículos 18 y 19. A las "Aguas de Vida" se les llama "agua de tu cisterna" (versículo 15) y se nos indica claramente que no deben ser desperdiciadas cuando nos afirma: "¿Quie­res derramar fuera tus fuentes?" (Versículo 16). "Tenlas para ti solo" (versículo 17). Estas figuras literarias nos dicen claramente que la relación sexual debe efectuarse sin perder las "Aguas de Vida", las "Aguas Sexuales", la Semilla del Hombre, el Semen.

En el Levítico XV analizamos claramente que el Cristianismo Gnóstico consi­dera la sexualidad sin la pérdida de la energía creadora como un valioso don de Dios, para satisfacer no sólo una de las necesidades fundamentales de la humanidad, sino que nos permite unirnos con Nuestro Dios Intimo. En la unión sexual sin fornicación, Dios nos concede la gracia de sentir la felicidad de la unión, cuestión tergiversada por los fornicarios irredentos; por eso se nos ha dicho: "¡Ay, de vosotros, escribas y fari­seos, hipócritas, que cerráis a los hombres el reino de los cielos! Ni entráis vosotros ni permitís entrar a los que quieren entrar".

Ciertamente el fornicario quiere una Enseñanza Crística cómoda, quiere seguridades, una Doctrina que ofrezca lo que no le estorbe, unas explicaciones sensuales. Nosotros hemos estudiado el Levítico XV basados en el Cristianismo Primitivo, en la Doctrina esotérica del Salvador del mundo. 

Mucho se ha hablado y escrito sobre la sexualidad de los Santos, Profetas, Apóstoles y Maestros de sabiduría, incluyendo al Cristo, empero todo lo que se ha hecho es especular intelectualmente y repetir lo que supuestas autoridades han afirmado. El presente trabajo es el resultado de investiga­ciones realizadas por el Gnosticismo develando la senda de la Auto-realización Intima del Ser. Este es un trabajo de Sexualidad Práctica. Esta es una página de Sexología Trascendental. En esta página no teorizamos. Es una Página ciento por ciento para vivirla. Muchas gentes anhelan seguir al Cristo, ser sus ovejas, pero no saben por dónde comenzar. Desconocen la clave, la llave. Aquí la tenéis sedientos, amantes de la verdad. Ahora, practicad. No estáis sólo. Nosotros os amamos profundamente y cuan­do decidáis a practicar la no fornicación, pedid ayuda, claves y os la entregaremos. En esta Página hemos rasgado el Velo del Santuario. Hemos entregado a la pobre humanidad doliente la Sexualidad Secreta que a través de los tiempos han practicado Santos, Profetas, Apóstoles, Avataras, Reyes Divinos, aquí está develada la Sexualidad que el Adorable Señor Cristo enseñó en secreto a sus humildes discípulos. Esta es su Doctrina. Aquí la tenéis. Estudiadla y practicadla.

Es conveniente que el lector (a) lea y relea el Capítulo XV del Levítico dedicado al tremendo vicio de la fornicación y así evitar perder su simiente por "los consejos del mundo". Las revistas pornográficas se venden libremente tanto en librerías como en puestos de libreros, son libros asqueantes que indican la fornicación en todos los colores y matices; los libros que no acepta el mundo son los que hablan mal de la for­nicación y rinden culto a la majestad del sexo, como la presente Página. Lo bueno siempre tendrá enemigos y lo malo seguidores; lo falso lo aceptan con agrado y la ver­dad ni con testigos. El bien es constructivo, el mal es destructivo y las gentes buscan la menor resistencia. Caro lector (a), usted es el artífice de su destino hazlo con las fuer­zas del bien y cambiarás la vida. Esta es una Página terriblemente trascendente para la humanidad, pues después que usted lo ha leído debe definirse por ser un fornicario, violador de la Ley Jehovística, o seguir la senda del Cristo, que es la No Fornicación. Es el momento de la gran definición: Águilas o Reptiles ...

                                  www.acegap.org



1 comentario:

  1. Hola, gracias por este articulo, he leído un poco sobre "EL MATRIMONIO PERFECTO" de samael aun weor, pero no logro eliminar el ego de la lujuria me gustaria saber alguna practica para el momento del cohito y asi evitar la eyeculacion, muchas gracias. correo: policejackson2@hotmail.com

    ResponderEliminar